El conocimiento generado en un Centro de Investigación no puede ser concebido como un bien intangible aislado de su entorno y de uso exclusivo para la institución, sino que necesariamente ha de entenderse como el cimiento a partir de la cual la misma pueda contribuir al desarrollo socioeconómico de su entorno.

Por ello, la transferencia de los resultados de investigación al sector productivo cobra especial importancia como el medio más eficaz con el que cuenta un Centro de Investigación para capitalizar la generación de conocimiento. En el caso de la Universidad de Almería, esta transferencia se ve facilitada por la plena alineación existente entre la marcada especialización productiva de la provincia y el importante peso de la agroalimentación en la oferta de I+D+i de nuestra Institución.

A su vez, toda institución de conocimiento, y en especial aquellas cuyos fondos de financiación provienen principalmente de fuentes públicas, tiene el deber de dar a conocer sus actividades a la sociedad en su conjunto, pues en la actualidad el trabajo realizado los Centros públicos de I+D+i en ningún caso puede ser considerado como un compartimento desconectado de su entorno. Las actividades de difusión se conciben así pues como el instrumento más eficaz a través del cual materializar esta comunicación a la sociedad en su conjunto del trabajo realizado en el Centro.

CIAIMBITAL cuenta con importantes ventajas en los ámbitos de la transferencia de resultados de investigación, en particular hacia el sector productivo. En este sentido, destaca el importante volumen de contratos de I+D+i firmados con empresas como medida evidente de la capacidad de transferencia de resultados al sector productivo, tal y como ha quedado reflejado en la Sección 6, dedicada a proyectos y contratos de I+D+i.

Así mismo, el Centro cuenta con investigadores con una marcada trayectoria en el ámbito de la transferencia tecnológica, en especial a través de la generación de nuevos productos y procesos protegibles y con un alto potencial de aplicabilidad en el mercado. En este ámbito, las patentes destacan como un indicador selectivo y de calidad de la capacidad de generar nuevos conocimientos transferibles al sector productivo.